Paseando el santo


Paseando el santo

El pasado nunca está demasiado lejos, ni lo estaba en mi memoria cuando vi en un colegio de mi pueblo a los niños pasear el santo, retrocedí y recordé que cosas parecidas se hacían cuando yo también era niño; con cierta tristeza recordé aquellos tiempos, pensando que nunca han dejado de estar lejos y esporádicamente aparecen en los substratos profundos de mi memoria.

Es curioso también como cambian la concepción de las cosas, en esa época oscura un sector muy crítico de la sociedad, a esa liturgia la llamaba adoctrinamiento, mientras que el poder establecido decía que era una cultura reducto de la civilización de occidente.

En nuestro tiempo también se siguen teniendo parecidas concepciones de esas manifestaciones religiosas. Los docentes que gastaron su tiempo en defender y promover esa cultura estaban en la misma posición que aquellos que me hacían pasear el santo cuando era niño, lo cual nos lleva a criticar el concepto de cultura como un sistema de conocimientos, creencias, costumbres y herencia histórica compartida por un grupo humano concreto. Lo que los fascistas hacían era cultura y lo que muchos demócratas hacen en los tiempos actuales también es cultura, luego pasear el santo, en una y otra época, ¿en qué nos diferencia?

Ambas son culturas tribales, educan en la cohesión social para que el individuo se sienta protagonista y protegido por la tribu. Diferente es la cultura que cambia, que educa en el error, en el individuo como parte de este Universo. Si a un tipo de cultura le gusta el dogma, y por tanto, la religión, a la otra le apasiona la ciencia, por tanto, el desequilibrio, el error, la idea que nada es una verdad inmutable. Estar protegido por la tribu es más tranquilizador que el desasosiego que introduce en el individuo el pensamiento y el método de la ciencia.

Sin embargo, las verdades inmutables no nos hacen ver la evolución de las cosas, que todo está sometido a un proceso de cambio, por tanto, tampoco iba a ser diferente la religión católica, pero en igual medida que cualquier religión monoteísta en la historia de la humanidad; no nos permite reconocer el proceso de Evolución, que la historia del Universo empezó hace aproximadamente unos 14.000 millones de años, que su temperatura inicial podría ser de unos 100.000 millones de grados centígrados. Tampoco nos permite reconocer que la vida comenzó hace unos 3.5 millones de años, y que las condiciones en la que se desarrolló las podemos reproducir hoy día, algo normal para cualquier estudiante de Ciencias Biológicas. A la mayoría de las personas le cuesta trabajo pensar en esa historia del tiempo, por tanto, creen que su entorno trascenderá a su propia vida como también lo hará sus tradiciones religiosas.

Pocas personas pensarán que todas las religiones surgen como consecuencias de preguntas que el propio ser humano no supo o pudo comprender, o como una cuestión de poder, como sucede con la religión Católica, que intentó darle unidad al Imperio Romano hace unos 1700 años. Otros llegan a enfadarse y ponen los gritos en el cielo cuando se le recuerda que gran parte de los ritos cristianos vienen derivados de los ritos romanos politeístas, que durante el mes de abril y mayo celebraban banquetes y procesiones alrededor de los pueblos ¿le suena a ustedes de algo a lo que hacemos en la actualidad durante dichos meses? La religión pues, es, entre otras cosas, una estructura de poder, así es que cuando alcaldesa y concejales procesionan por nuestro pueblo, ya saben lo que están haciendo, no muy distinto a lo que hacían los cargos romanos, la diferencia es que las religiones politeístas nunca han sido excluyentes, cuando encontraban nuevos dioses de pueblos exóticos los acogían en su panteón, en cambio la monoteístas, como la religión católica, son excluyentes negando la legitimidad de los demás.

Cuando se pasea el santo por un colegio público de nuestra localidad, no solo se pasea un santo de ritos derivados de tradiciones paganas, también se está excluyendo a niños que no profesan esa religión, o que no profesan ninguna.

Si la anterior escena, que repito, tuve la tristeza de contemplar en un colegio público de nuestra localidad, resulta anacrónica y discriminatoria, tanto más lo es si atendemos a lo que dice nuestra actual constitución (Ninguna confesión religiosa tendrá carácter estatal), aunque también se que está Constitución, tal y como está redactada, no responde a los principios de libertad en los que debió desarrollarse. Si atendemos a la Ley de Educación de Andalucía en su Artículo 4, se dice cosas como: “desarrollo de la sociedad del conocimiento”, “no segregación del alumnado por sus creencias”, “carácter laico, conforme al carácter aconfesional del Estado”,…..

Ninguno de los docentes que paseaban el santo, no digamos ya púberes o familiares, pensaron en los anteriores principios rectores, mucho menos pensaron en la Evolución del Universo, de la Vida, o de las Religiones; tampoco forma parte de su vida el método científico, aunque sí es seguro que instintivamente se dejaron seducir por el concepto tribal e inmutable de su cultura, eso que en la realidad reafirma el desconocimiento, la exclusión, la falta de libertad, la falta de igualdad, y la negación a los principios de creatividad que debemos fomentar en nuestro alumnos.

Una vez que haya terminado su procesión, que haya alcanzado su momento de gloria, la comunión con sus iguales, atrévase a pensar en los límites del Universo, en el azar de la Vida, en la igualdad genética entre los seres humanos,…, tal vez así germine la inquietud de no creer en mitos, ni en héroes, ni en dioses, solo en la realidad material de la Vida, tal vez así piensen que lo público es lo que nos iguala, y por tanto, hay que defenderlo por todos aquellos que intentamos educar guiados por los principios de libertad, crítica, y creatividad.

Manuel Villar Ortega

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s