LA DEMOCRACIA EN TORREDELCAMPO EXIGE UN DEBATE


VillarilloLA DEMOCRACIA EN TORREDELCAMPO EXIGE UN DEBATE

DebatetorrecampeñoManuel Villar, candidato nº 2 al Congreso por Izquierda Unida-Unidad Popular ha pedido a las candidatas locales de otros partidos la celebración de un debate en la televisión local

Entiendo la democracia como un sistema político que se esfuerza, día a día, minuto a minuto, segundo a segundo, por extender la participación en la toma de decisiones  que rige la vida de cualquier pueblo; la democracia es ante todo una encendida defensa de los derechos humanos, y como tal, debemos hacer lo posible por extenderlos y defenderlos.

Cuando escribo el presente escrito, me hallo inmerso en una campaña electoral como número 2 al Congreso de los Diputados por Unidad Popular-Izquierda Unida en la provincia de Jaén, este hecho me hizo pensar que era un buen momento para ejemplarizar aquello que se predica, y qué mejor que realizar un debate entre los miembros locales que causalmente nos presentamos al Congreso de los Diputados en esta localidad, a saber, Esperanza Rico (Recortes Cero), Paqui Alcántara (PSOE), y yo, aunque podría ser extensivo a otros representantes de otras fuerzas políticas.

Para ello me puse en contacto telefónico con la Alcaldesa de nuestra localidad, como máxima representante del PSOE. En esta conversación le propuse celebrar este debate en Santana TV, el debate podría ser abierto o cerrado,  en cuanto al tipo de preguntas o temas a tratar. Esta es la hora que “la callada por respuesta”, que nos lleva  a pensar que existe una estrategia premeditada en hacer INVISIBLE  a las fuerzas que el PSOE-PP consideran minoritarias e incómodas al sistema.

Sin embargo este hecho también tiene otras lecturas: la primera es aquella en la que han convertido esto que llaman democracia y que no lo es, una democracia que para funcionar necesita la apatía de la mayoría de las personas y la cesión de las decisiones en una élites coaptadas que se mueven en círculos concéntricos que no necesitan de la participación de sus ciudadanos, salvo para delegar su poder en forma de votos. Esta forma de entender la democracia es una perversión en si misma porque se tiende a formar unas élites corruptas que previamente renuncian a su propia libertad, bajo el abrigo y protección que le concede su tribu. La consecuencia clara es que se ha diseñado un sistema, desde la dictadura y la constitución del 1978, que favorece la corrupción, y esta corrupción se plasma en los numerosos casos extendidos por toda nuestra geografía consecuencia del incontrolado y perverso bipartidismo.

Pero no solo se afecta a las élites; al moverse en círculos concéntricos, también afecta a las demás personas, de forma que entre ellas se establece una competencia, no solo por lo que tiene y puede llegar a perder, también por lo que no tiene y puede llegar a alcanzar, y todo esto se adereza con un miedo que penetra como una neblina en la mayoría de los habitantes.

En Torredelcampo este miedo subliminal es evidente, se palpa, se siente, se refleja en las actuaciones de cada uno para “no señalarse”; el que tiene más status quo quiere no perderlo, y el que no lo tiene, teme no alcanzarlo.

Si analizamos los casos de la propia alcaldesa, o del concejal de urbanismo, o el de deportes, sabremos a qué me refiero anteriormente, pero no son casos únicos, eso sí, son casos paradigmáticos porque afecta a la cúspide del poder político local, y esto lo ha mantenido el PSOE en nuestra localidad desde que empezó a funcionar nuestra democracia, así se puede comprender aquello que decíamos en el 15 M, “lo llaman democracia y  no lo es”

A pesar de la gravedad de lo que representa la anterior lectura, pienso que existe otra mayor gravedad: las personas, no pueden o no  quieren creer la gravedad de nuestro actual situación, quedan petrificados cuando se le habla del calentamiento global y sus consecuencias a nivel local o planetario, consecuencias que estamos ya sufriendo, y que se extiende a ámbitos como la economía productiva, las migraciones de millones de personas, las desigualdades sociales, entre otros factores; hago referencia a este problema porque lo considero como el mayor reto de la humanidad en la actualidad, pero también podría referirme a otros problemas de ámbito más nacional o local como el desarrollo energético, la marginación económica y social de la juventud, la pérdida de derechos laborales y sociales en sectores tan fundamentales como la educación, la sanidad, o la dependencia, entre otros.

 Todos ellos no los puede resolver una “democracia delegada” y la única forma que yo entiendo eficaz es el empoderamiento de las personas, que siendo objeto y sujeto de su propio destino intervienen en la toma de decisiones de los problemas que se le plantean. Esta forma de entender la democracia es la que impulsamos a través del programa político de UP-IU, y la que no quiere entender ni el PSOE, y mucho menos el PP, de ahí que acabemos con un pensamiento negativo en las soluciones de tan graves problemas; al menos que la población busque imperiosamente participar activamente.

Como candidato de IU-UP reclamo un debate a nivel local que se celebrase como medida de higiene democrática, pero más me gustaría que los habitantes de mi pueblo, o situados en cada rincón de nuestra nación, luchen por su propia libertad, por sus derechos como seres humanos, y por los derechos de este planeta llamado Tierra.

Manuel Villar Ortega

Candidato nº 2 al Congreso de los Diputado por UP-IU (Jaén)

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s