Las heridas de la tierra


???????????????????????????????

Guardando “el sitio” hasta el año que viene…

El grupo municipal de IULV-CA presentó en el Pleno que se celebró a mediados de julio en nuestro ayuntamiento una moción para que se actuara en el sufrido entorno natural del cerro Miguelico, que lleva muchos años -décadas-sufriendo agresiones de todo tipo, aunque en particular hay dos que, a nuestro juicio, ocasionan mayor impacto, estético y biológico: una de ellas son los pequeños pero numerosos aterrazamientos que los romeros más apegados a las comodidades  de la civilización, que en este caso demuestran ser por cierto los más incivilizados, realizan para “acondicionar” el monte y hacer su breve estancia en él lo más parecida posible a pasar ese tiempo en el salón de su casa. De paso que allanan el suelo y colocan todo tipo de facilidades para levantar su “charnaque”, se aseguran, sin tener que pasar por notario ni registrador de la propiedad alguno, la posesión y disfrute para días tan señalados y concurridos de “ su sitio”, ahorrándose el trámite, tan entrañable por otra parte, de “subir a pillar el sitio”. Porque una vez hecho en él las “mejoras” a ver quién es el guapo que osa instalarse allí sin permiso del diligente.

Levantado el campamento, es decir, acabada la romería, el monte queda afeado los 363 días restantes del año. La naturaleza, madre compasiva y coqueta, se maquillará en primavera de lirios, prímulas y margaritillas, abusará del verde en un intento vano de ocultar lo que el romero egoísta estropeó. Porque el hecho es que allí están  las petacas, los ladrillos, los anclajes de hierro, acechando todos al paseante distraído, afeando un espacio que es de todos y que, aparte de su enorme valor ecológico, posee una no menos valiosa carga sentimental en la memoria y los recuerdos de todas y todos los torrecampeños.

???????????????????????????????

Tanto queremos al “MIguelico” que le hacemos estas señales…

La segunda herida del monte es múltiple y más dolorosa. Se trata de los destrozos que los amantes de las dos ruedas ocasionan allí durante la práctica de su ejercicio. ¡con lo grande que es el término de Torredelcampo y que haya que embalarse con la moto precisamente por las zonas protegidas o de mayor valor cultural y biológico! Erosionan, contaminan, afean, están acabando con la centenaria flora vascular del cerro, hacen caso omiso de prohibiciones que se les vuelven humo sin consecuencias entre las pedorretas de sus vehículos. En la moción que Izquierda Unida presentó se conminaba al equipo de gobierno para que se reuniera con las asociaciones de moteros y las asociaciones ecologistas  de la localidad para que se encontrara una salida satisfactoria para todos los intereses a esta situación.

A día de hoy no tenemos noticia de que se haya actuado sobre este asunto en ningún aspecto. El monte, con sus heridas abiertas, sigue esperando. Nuestra propia autoestima como pueblo capaz de respetar y valorar su patrimonio, también.

Anuncios

2 comentarios en “Las heridas de la tierra

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s