Causa general contra la corrupción y otras lindezas.


verdadEs la hora de los grandes acuerdos, de los grandes pactos de estado. La hora de trabajar conjuntamente por el interés general, por el bien común. Existe una publicidad actualmente en la que cuando se presenta en familia el novio de la chica y el padre le pregunta a qué se dedica, el sujeto responde con una frase que absolutamente todas las personas identificamos sin lugar a dudas como característica de un político: a esta pregunta voy a responderle con total transparencia y rigor, en vez de contestar con un: soy político o banquero o abogado o director de un consejo de administración, que son quienes así se expresan.

Como dice más de un responsable del PSOE andaluz ante la imputación de Magdalena Álvarez, las coincidencias no existen. Mira qué bien lo saben ellos y ellas. Así es. Estoy de acuerdo con la afirmación. Por eso cuando el desprestigio es absoluto en la clase política. Cuando unos y otros han constatado fielmente que la ecuación PSOE=PP se ha convertido en una máxima similar a la de e=mc2 En nuestra sociedad, el inconsciente los traiciona y hacen uso del acuerdo convirtiendo así en realidad todo aquello que los mortales pensamos. Que entre unos y otros se lo guisan y se lo comen, que hasta aquí todo ha sido fruto de un mismo modo de pensar, que a partir de ahora tendremos que atarnos más en corto los machos y que nos queda mucho por sufrir a los ciudadanos.

El último gran acuerdo PP – PSOE es el de tildar las investigaciones de los jueces instructores de las cientos de causas abiertas a lo largo y ancho del país sobre corrupción, de causas generales.  En el PSOE, que han sido los últimos en llamar así a las investigaciones judiciales, ya se han dado cuenta del error cometido. Pero no podía ser de otro modo. Dicen lo que piensan, lo que primero se les viene a la boca, eso a lo que tanto temen y por lo que todo el pueblo español estaría dispuesto a entregarse hasta la extenuación.

Al margen de cuestiones legales que no entiendo o de que la justicia, en connivencia con partidos poderosos, ejerza torpemente y mediante prevaricaciones a las que ya estamos acostumbrados, imputaciones, encarcelaciones y excarcelaciones, aquello que nos pide el cuerpo a los ciudadanos de a pie es que, efectivamente, se abra una causa general. Porque decir que los ciudadanos sabemos que existen políticos honestos es una obviedad, como debería serlo asegurar que la corrupción no es sólo producto de la codicia personal, sino, y aún más grave, de la omisión de quienes conociendo los hechos investigados, no quisieron saber, oyen, callan y mientras silban, miran para otro lado.

No es baladí el hecho de que el 20%, o sea casi un cuarto del parlamento valenciano esté imputado por corrupción. Lo que para nuestro país es algo habitual no hace más que explicar cuál es el estado de las cosas en nuestra democracia. Parafraseando a aquel alcalde: la democracia española es una mierda. Esa es la percepción que todos tenemos, por eso es necesaria una causa general, una catarsis. Que se pare el mundo, se reinicie la constitución, se establezca la imprescrptibilidad de este tipo de delitos, incluso retroactivamente, los cargos sean revocables y que todos: políticos, banqueros, abogados, jueces, fiscales, consejeros de administración de las grandes empresas y ciudadanos acostumbrados a asegurar que cuando ganen los suyos será su oportunidad, le vean las orejas a un lobo inexorable, hambriento y feroz, que nos obligue, ya que nuestro carácter no da para más, a ser honestos con los bienes comunes y ajenos por mucho que estemos dispuestos a vendernos baratos o caros.

Manuel Bermúdez

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s