Reforma o Revolución en los “orbes” nacionales.


demoburguesaUno se queda mirando hacia el PSOE y no le queda otra, desde la perspectiva de la izquierda social y política, que echarse a llorar junto con buena parte de su base. Una y otra vez vuelven, erre que erre, con su discurso centrista, contradictorio, ecléctico y nada edificante.

Es cierto, para mí al menos, que PP y PSOE no son la misma cosa. No diré que dejo de corear en las manifas la consigna escatológica que inventaron las gentes del  15M va ya para dos años, pero, sin buscar ninguna justificación, debo aclarar que mi grito de coro no es más que una expresión caricaturesca. En esto al menos muchos y muchas estaremos de acuerdo: No son la misma cosa, pero proceden del mismo lugar, por consiguiente, que diría el gurú que susurra a los bonsáis, es la izquierda del PP. Capitalistas ambos hasta las corvas. Muñidores de Maastricht y temerosos de la diosa Merkel y su cohorte del Banco Central, etc.

Acostumbrados a una dialéctica de gestos vacuos, la transgresora  y radical Carme Chacón se enfrenta cual paladín del progresismo a su propio partido, el PSC, que dispuesto a secundar el derecho a la autodeterminación marcha a los infiernos. Desde el graderío nacional español,que es a quien va dirigido el gesto, se la aplaude generosamente, al mismo tiempo que se aplaude a Talegón la reciente declaración del error que supuso abandonar el marxismo y bailarle el agua al capital. Nada nuevo bajo el cielo en este partido descompuesto, que comienza a oler a cadáver de hace ya semanas.

El marxismo por definición es internacionalista porque describe no la lucha de clases ni el capitalismo de un país o una región, sino al capitalismo como explotador de las clases medias y proletarias en cualquier lugar del mundo conocido. Pero como ideología de izquierda defiende sin ambages los derechos humanos y entre ellos el de autodeterminación, por más que haya quien entienda por autodeterminación soberanía y como soberanía independencia. La izquierda real tiene agallas para defender libertades que van en contra de sus principios, cosa que la renovadora e impulsora del nuevo socialismo patrio parece no compartir. Ya te digo que huele.

Pero es más, entre las declaraciones de la marxista Talegón, nos encontramos con la lindeza de la generalización según la cual el movimiento 15M es un movimiento de derechas, el por qué: apoyaron el voto blanco o nulo, gracias a este apoyo bajó considerablemente el sustento electoral del PSOE y el PP lo rentabilizó, ergo 15M es un movimiento de derechas. Y se queda tan pancha y marxista la joven revolucionaria.

La chica que inteligentísimamente nos proporciona semejantes silogismos no descarta presentarse a primarias -¡La virgen! ¡Cómo huele! – La futurología que utiliza, con sabiduría sin par, no cuenta con que en las fechas en que se iniciaron los movimientos sociales del 2011 la indignación y la catarsis eran el programa y el método de todo un pueblo echado a esas calles y plazas precisamente ante el hartazgo del gobierno del que la revolucionaria Chacón ejercía como ministra de todos los ejércitos de las Españas, y de paso de los ecos vanos del y tú más de los agrestes peperos, socios eternos de gobierno alternante. En semanas el movimiento 15M se vio infiltrado por policías, servicios secretos nacionales e internacionales y, cómo no, de toda clase de políticos de tercera fila, correas de transmisión de información fresca. Se olvida la señora talegón del desapego partidista del que nació el 15M como consolación para la catarsis y luego como estrategia para elaborar un listado de necesidades mínimas y comunes.

Este como otros movimientos sociales nacieron al desamparo de la política del capital imperialista y recortero de ZP y Rajoy, a la sombra de la traidora reforma constitucional que nos dejaba bajo los cascos de los caballos del apocalipsis de la Troika, que como todo buen trío, una vez más, son cuatro los caballos.

El desarrollo de los acontecimientos ha impedido, junto, qué duda cabe, al desarrollo de los intereses partidistas hegemónicos – ávidos de contar entre los integrantes del 15M líderes y lidersas, como poco de voluntades a las que la alquimia del capital “bueno” conviertan en votos – que los movimientos sociales sigan la lógica de un desarrollo programático alternativo puro y operativo. ¡E pur si muove!

Hace ya mucho que dejé de creer en la verdad para hacerlo en la autenticidad, así que en contra de lo que piensa Talegón, no acepto la adscripción pepera, ni la pesebrera del 15M, ni de Democracia Real Ya, o de Constituyentes, menos aún pienso eso sobre el Frente Cívico Somos Mayoría, Confluyentes, etc. etc. etc. Contra viento y marea creo que se está gestando una mayoría no partidista de izquierdas que va rumiando, convergiendo y madurando una sociedad distinta, que desde luego tiene más que ver con el socialismo marxista que con lo que representan, según el léxico zapateril, ambas señoras faro y mascaron del socialismo burgués, vestido de seda, que monísimas las deja.

Manuel Bermúdez.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s