Conversación entre enterradores.


hamletLa indecente España de la transición transita grave hacia su derrumbamiento. Son sus propios discursos los que la llevan a término. Cuando quieran darse cuenta unos y otras comprenderán que han cavado su propia tumba y que si nadie les lanza una escala ya no podrán salir del hoyo (nadie lo hará). Debe ser muy triste y desesperanzador sentir cómo se pierde una partida fundamentalmente por haber jugado mal. Sin embargo ese mismo mal, como en las deprimentes películas donde al final, después que el héroe cree que ha salvado a la humanidad del virus muere, el mal se reproduce por otros medios y aparece el letrero consabido de continuará, para así exprimir, que es de lo que se trata, la gallina de, los podridos, huevos de oro.

Desde el puedo prometer, y prometo, pasando por el de entrada OTAN no, al de entrada sí, el váyase Sr. González y aquí quien no se hace millonario es porque no quiere o lo hizo la ETA,  hasta el esto es una desaceleración y, por fin, los del PP somos el partido de los trabajadores, todos hemos pasado, políticamente, lo nuestro. Para muchos, anestesiados por la incultura, el apoliticismo, la ignorancia y el tonto el último, la desgracia se ha cebado tanto como en los demás, solo que a estos los ha pillado inesperadamente, envueltos en el todo vale siempre que yo tenga lo mismo o más que aquel. Hasta que la mera acumulación los ha engullido y dejado sin futuro.

No hay marcha atrás. Difícilmente la ceguera inconmensurable de las dos grandes opciones capitalistas en nuestra política, el Partido Popular y el Partido Socialista Obrero Español, dos caras de una misma moneda, les da opciones de supervivencia. A éste último no le queda salida por la izquierda, porque su credibilidad, como la del PP, sólo está reforzada por su visión de la economía compartida con la UE, quien no les permitirá salirse del guión. La única posibilidad que se me antoja es la ruptura final, que de todos modos parece que llegará, y la creación de un nuevo colectivo que se sacuda la impregnación del tufo derechón para después esperar que alguien vuelva a creer en su palabra. El recambio del PP, llega, tuiteando y con media melena, de la mano de Unión Progreso y Democracia, la nueva derecha de la nueva República.

Cambia, todo cambia, como cantara la negra. Qué triste pensar, como lo hace la iglesia católica, que sus contenidos o son dinámicos, auténticos y relativos o no son nada. La ortodoxia no trae nada nuevo si no es autocrítica y dialéctica. Es más, siembra su propio final, y al hacerlo todo lo envuelve en sufrimiento. Son los coletazos, llenos de ira y soberbia, de quien se sabe al final del camino. En estos coletazos surgen los empellones, las acusaciones más extravagantes, las profecías exterminadoras que todo lo envuelven en un halo psicótico y apocalíptico. Siempre es así. A quienes nos atañe, por coetáneos, debemos agradecer, a pesar del dolor, la experiencia. No siempre se asiste a un final de ciclo. El milenarismo que siempre nos inunda por extraordinario y esotérico, ahora nos alcanza desnudos de supersticiones y amuletos. Esto solo ocurre cuando el fin anunciado es el auténtico fin, no el cutre y melodramático del mediocre director de serie B que promete un interminable continuará….

Enterrador primero: ¿Cómo puede ser eso, a no ser que se ahogara tratando de salvarse?

Enterrador segundo: Pues así se ha encontrado.

Enterrador primero: Debe haber sido defendiéndose de sí misma, no puede ser otra cosa, pues ahí está el punto: si yo me ahogo a sabiendas, eso implica un acto, y un acto tiene tres ramas: estos es, actuar, hacer y ejecutar: luego se ahogó a sabiendas. (*)

________________

(*) Hamlet. Acto quinto. Escena primera. William Shakespeare.

Manuel Bermúdez.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s