Búsqueda alternativa de soluciones energéticas cooperativas


AlbaJuntaLos intereses ligados a los beneficios procedentes de la energía fósil o nuclear impiden claramente el desarrollo total de las alternativas, más sostenibles, limpias y eficaces (esto es lo que demuestran los estudios que se acometen a lo largo y ancho del mundo). Necesariamente, al final, si es que podemos llegar a él, los procesos de desarrollo energético transcurrirán por el sendero de las renovables y alternativas, pero la industria extractora, química y productora no estarán dispuestas a ayudar lo más mínimo mientras su tasa de beneficio sea rentable.

Nos jugamos mucho en este sentido. El planeta no tiene recursos suficientes frente al crecimiento demográfico y el sistema de producción capitalista para regenerarse. En esto coinciden todos los estudios científicos y desde hace lustros vienen avisando de la gravedad de las consecuencias. La fecha límite, el lugar de no retorno son palabras escatológicas, tabúes que el sistema capitalista niega. El individualismo que se esconde tras él es tan breve como la vida de los individuos que lo integran, por eso aunque vean más allá de un palmo de sus narices, no les importa. Poderoso caballero es don dinero y mi vida será más poderosa mientras lo acumule y multiplique exponencialmente. Al final… todos calvos.

Contra el buen juicio, como todo lo que el bipartidismo toca en nuestro país de pandereta, en los momentos clave, cuando de lo que se trata es de apostar por un futuro basado en la calidad a pesar de los vaivenes impuestos por el sistema, el PP recorta como un sastre enloquecido y confunde control del gasto con la avaricia del señor Scrooge, fiel representante de su casta. Así cegados por los mandamientos del capitalismo salvaje cortan todos los grifos, incluidos aquellos dedicados al desarrollo de la investigación y la innovación, en los que España y particularmente Andalucía, son ejemplos mundiales y pioneros en muchos campos.

El Plan Andaluz de Sostenibilidad Energética llega a su fin este año. Según El diario.es, desde 2007 “marcaba una hoja de ruta en la que se planeaba que en 2013 el 18,3% de la energía total consumida en la comunidad fuera limpia. Hasta finales de 2011 todo parecían buenas noticias para las renovables en la comunidad. Se había alcanzado el 15%, por lo que Andalucía era una alumna aventajada respecto a los compromisos adquiridos con la UE que marcaban en rojo una cifra y un año: En 2020, el 20% de la energía consumida en España debe ser limpia.” Pero como en casi todos los terrenos, el gobierno central del PP, por la vía de los recortes, anula cualquier posibilidad de ejercer la soberanía representada en el Parlamento de Andalucía. Bien que se están cebando desde Madrid y Sevilla (Zoido & Cia.) estrangulando en lo posible las políticas de izquierda de uno de los pocos gobiernos contestatarios en esta ruin y azul España de gaviotas depredadoras y carroñeras.

Llama poderosamente la atención desde nuestra tierra la creación del ALBA, fruto del consenso latinoamericano impulsado por Chávez y su socialismo bolivariano. En contra del ALCA, impulsado por EEUU, este Tratado de Comercio de los Pueblos se basa en el libre comercio entre los países miembros, mediante el desarrollo cooperativo de trueques de bienes y servicios, que está suponiendo la corrección de desigualdades.

Es evidente que la inteligencia está puesta al servicio de ALBA, y la inteligencia dicta a estos países la inevitable extinción de la energía fósil, así como la alta peligrosidad de la nuclear. No deben estar conformes con ese futuro incierto, ni sobrados de medios para desarrollar alternativas. Sin embargo, en Andalucía, nuestras universidades son un hervidero de hallazgos en este sentido, un hervidero, a pesar del sometimiento a un proceso de congelación ultrarrápida, producto de la voracidad de la derecha gobernante y financiera.

No puedo dejar de pensar en el margen de maniobra que nuestras instituciones comunitarias andaluzas tienen, en el sentido de concretar acuerdos de cooperación con estos países. Una apuesta semejante sería uno de los procesos más acertados y completos que podrían realizarse para asegurar un futuro sostenible a uno y otro lado del Atlántico, al tiempo que supondría el espaldarazo necesario a uno de los sectores de presente y futuro más decisivos en la vida de las personas y el liderazgo de los territorios.

Manuel Bermúdez.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s