Chipre, un ensayo. El verdadero rostro del Capital.


ChipreMuchos/as de nosotros/as podemos andar confundidos con lo que ocurre en Chipre. Apuesto a que serán multitud los/as que piensen que lo que quiero compartir a continuación es una teoría de la conspiración, de esas a las que nos tiene acostumbrado el poder bipartidista PP-PSOE. Ojalá lo fuera, mucho me temo que no.

Lo que ocurre en Chipre es un ensayo. Un ensayo de las corporaciones (sí, no se trata de una entelequia, son los fondos de pensiones, las grandes multinacinonales alimentarias, medios de comunicación, servicios de internet. Los bancos transnacionales, entre los que se encuentran también el Banco de Santander o el BBVA, el FMI, nuestro (su) Banco Central Europeo, etc.)

A ver. Digámoslo claro para que lo entienda incluso mi bisabuela: el capital, eso a lo que llamamos el capital y que como nos es tan cotidiano tendemos a pensar que es el mundo empresarial , que unas veces gana más, otras menos. Unas veces contrata, otras despide. El capital del que estamos acostumbrados a que su éxito fluctúe, como si se tratara de un componente más de nuestras sociedades… Ese capital amigo y vecino no es como la imagen que nosotros tenemos de él.

El capital no es (aunque participen de él, como todos nosotros) el bar del barrio, la superlimpieza de la otra manzana, la boutique de mi amiga, la floristería del barrio, No. El capital es el mundo del dinero al que todos ponemos caras más o menos conocidas, el que se encuentra en Detroit, Las Vegas, Boston, Nueva York, Wall Street y aledaños, la City, Moscú, Amsterdam, Frankfurt, Berlín, Tokio, Arabia Saudí, etc.

Bien, pues ese capital que está fuera de los circuitos de poder organizativo de las naciones, comunidades y pueblos del mundo, sencillamente lo quiere todo. Absolutamente todo. No, no se trata de una manera de hablar. Es una verdad verdadera como decía el anuncio tv.

Por eso se concentra mediante compras de empresas, Opas, y demás artilugios financieros. Todo lo que en este mundo existe es nada. El capital sólo busca beneficios. Los beneficios se obtienen a partir de la venta de algo, sea tangible o intangible (últimamente de esto, ya que la producción va de capa caída en occidente, es lo que más nos venden). El coste de las materias primas y de transformación en producto acabado (maquinaria y trabajo humano) son aquello que les resta de los beneficios. Las materias primas las pagan cada vez a menor precio, gracias al saqueo pagando bajísimos precios o simplemente ocupando militarmente territorios y esquilmando países. La mano de obra y la transformación es el gran problema. Por eso han inventado eufemismos: flexibilidad salarial, reforma estructural o movilidad

¿Qué quieren decir? A ser posible, sin salario o con salarios de miseria. Que no exista negociación entre trabajadores y empresarios. Que un trabajador sea como una ficha de la oca y vaya o venga a donde sea, con tal de no contratar más personas o que cuando otros cobren mucho menos, la empresa se traslade íntegramente a ese lugar. A esto también lo llaman y llamamos Globalización. Nos han hablado de sus bondades, pero no nos dicen la verdad. La verdad ya está dicha más arriba.

Lo que ocurre en Chipre es que quieren ver cuál es el punto de ruptura. Cuál es el grado de tensión que puede ejercerse sobre los obreros y la sociedad en general hasta que se rompa. Como es un país pequeño…, como es una isla… Están haciendo como cuando prueban misiles balísticos y nucleares (no los koreanos del norte, no. Nuestros amigos y aliados) en cualquier isla del Pacífico) Total, si se rompe qué importan setecientas mil personas, cuando además tenemos un portaaviones que te cagas frente a Turquía, Siria, Líbano, Israel, Palestina, Egipto…

Mientras tanto la prueba que comenzó hace unos años en Europa y sobre todo en sus países sureños continúa.

No se trata de ninguna novedad. La II Guerra Mundial ya apuntaba maneras (por qué no leen El mito de la guerra buena. EEUU en la Segunda Guerra Mundial. Jacques R. Pauwels. Ed. Hiru. Libros solidarios).

¿Una teoría de la conspiración? Ojalá.

Manuel Bermúdez.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s