Pandora sin mechones suficientes, vive por encima de sus posibilidades peluqueras.


corrupcionSe acaba de abrir la caja de pandora del otro gran partido de gobierno que consagra la Constitución del bipartidismo, y ya van tres de importancia en estos treinta y tantos de democracia, incluyendo a Unió democrática de Catalunya.

Este último caso que nombro, el de UDC parece haberse solventado judicialmente mediante un acuerdo de los acusados, que admiten el delito y la fiscalía. Se devuelve el importe defraudado más intereses y chim-pún. Políticamente el más afectado parece que es ese señor de gafas imposibles, porte del XIX actualizado a base de buenas telas y costuras, muy poca vergüenza cuando trata de atacar a la federación de “nuevo cuño” que para él es Andalucía, después de haber puesto a parir a los jornaleros y parados de la misma. El mismo señor que utiliza el Ritz madrileño como piso franco y buenas maneras de las que tanto gustan las señoras y señores de cierta edad. Anda el hombre menos prolijo en apariciones televisivas etc, porque no se fía de su esfínter. Pero pasará, porque legalmente todo ha sido intachable aunque para llegar a este acuerdo vergonzoso la justicia se haya tomado algo más de 16 años.

En el PP se entiende que políticamente tienen sus deberes hechos debido a la heroicidad de Aguirre y De Cospedal, por haber expulsado del paraíso a una fauna poco presentable. Ahora dicen a boca llena que será la justicia quien deba actuar. Se comprende, porque en el mejor de los casos, para cuando actúe, mediante recursos y recursos, expulsiones de la carrera judicial de jueces, cambios de los mismos y un sinfín de obstáculos que acercan al sistema jurídico a una especie de maratón con obstáculos, fosos de agua incluidos, todos calvos. Ya serán otros los que arreen. Eso es lo que como yo tantos españolitos de a pie pensamos.

Rajoy después de días de silencio, tan propio de él, dice sobre unas escaleras mecánicas aquello de Si, hombre respondiendo a la pregunta de si en el PP hay o hubo sobresueldos opacos. Una vez más, como quien responde a una cuestión con otra, a la vez que dice ¿Cómo puede usted pensar que eso sea cierto?, afirma que sí. Ahora que venga un talmudista simultaneo y aclare tan rigurosa afirmación.

Después está aquello de que lo que fue ya no es. Que el tiempo ha pasado, que ya no están los mismos, que una banda de piratas, yo diría cosarios aunque ellos no lo van a admitir, ha asaltado el levante español, nunca mejor dicho, horadando el imperio bajo el que nunca sale el sol del PP. El campechano Miguel Angel Revilla, a través de una berlusconiana tv española, aseguró que el sistema copia a la vaca frisona, una ubre con dos tetas grandes (PSOE y PP) más dos algo más pequeñas (PNV y CIU). Este hombre de aspecto sencillo y directo dice en voz alta lo que la inmensa mayoría de los españoles piensan, la gracia está en lo gráfico que puede llegar a ser.

Así está el patio patrio y poco va a cambiar si no cambia el carácter picaresco que caracteriza al español medio desde antes que el anónimo salmantino del XVII lo describiera con toda su crudeza. En medio de una sociedad corrupta a fuerza de ser pobre y de carecer de medios educativos y culturales en condiciones desde el abrir y cerrar de ojos que supuso la elitista escuela de Giner de los Ríos, es difícil abolir la corrupción, sencillamente porque es una seña de identidad íbera, como los toros, la envidia, el quejido gratuito, la mentirijilla, el machismo y el caudillismo de sotana o guerrera. Todo trasnochado y ampliamente criticado, mas vivito y coleando, incluso mostrado en los centros culturales y antropológicos como bienes inmateriales de la hispanidad, no vaya a ser que olvidemos que el águila imperial, el yugo, las flechas y la corona siguen estando presentes como si del aura esotérica de nuestra actual insignia nacional se tratara.

Como ellos, PP y PSOE no lo pueden ni quieren solucionar de raíz, porque en ello les va mucho poder y dinero. Tendremos que ser otros, la mayoría sin conciencia de serlo, quienes debamos cambiar, antes de que nos entre el otro mal español: el alzhéimer selectivo que nos lleva a votar una y otra vez a unos y otros, unos y otros…

Tozudez es ese otro aspecto inseparable del español que Goya retrató enterrados de rodilla para abajo mientras se ponen a caldo con las porras. Y así seguimos, toma, toma tú, pues ¿anda que tú? Y la casa por barrer.

Cuando la ley colador que nos asiste está dictada por corruptos, sancionada por un rey cazador no elegido, asistida por tribunales de cuentas sobreprestigiados e ineficaces, jueces y gobiernos indultadores sólo queda la desobediencia y la insumisión, pero no la estética, sino la ética. La de aquellos y aquellas que han jurado ante sus conciencias y vísceras que nosotros somos los nuevos ciudadanos dispuestos a crear la república definitiva de la libertad, la democracia participativa y soberana.

Manuel Bermúdez

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s