No era crisis, era estafa. Y tan inútil como ellos mismos.


poleconomTres declaraciones. El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, ha dicho  en Costa Rica que “ha habido un error en las previsiones del impacto de las políticas de reducción  del déficit en los PIBs”.

“Basándose en estudios comparativos y modelos matemáticos, Olivier Blanchard, economista en jefe del FMI y el también economista del  mismo organismo Daniel Leigh,  aseguran que la austeridad prescrita en países como Grecia, Portugal o España, es un error. Titulado “Errores en las previsiones de crecimiento y multiplicadores fiscales”, su informe demuestra que la estimación de 0,5 euros de contracción por cada euro de ajuste era demasiado optimista. Según ellos, el efecto de los ajustes es tres veces mayor, y la economía se estaría achicando 1,5 euros por cada euro de ajuste.”

El presidente Obama ha asegurado en Washington que “sería suicida no dejar endeudarse nuestro déficit público por encima del 11 %. El precipio fiscal”.

Las tres declaraciones apunta en el mismo y definitivo sentido: la aplicación de políticas de reducción del déficit público es equivocada, inútil, injusta  y está produciendo  el efecto contrario al que se pretendía.

Con lo cual cobra una mayor dimensión la colosal, arbitraria e ideológica estafa que el capitalismo está sometiendo al planeta, y a los países del Sur de Europa, en particular.

Todo es mentira. Todo es un robo programado. Todo es una revancha terrorista de los mayores de este calificativo que haya conocido la humanidad.

Millones de personas han perdido sus empleos y sus derechos laborales, la democracia se ha precarizado, se han eliminado conquistas sociales que llevaron siglos conseguir, se han expandido el fascismo y la miseria, sólo para que cuatro arquitectos financieros, pagados por los mayores ladrones de la historia, se enriquezcan y hagan aflorar la hez de la sociedad en forma de ministros y presidentes tan perjuros como inútiles.

No hay más cera que la que arde. La “aldea universal” se ha convertido en una cueva de ladrones, con réplicas locales, con ladrones locales, asociados en bandas de malhechores a las que sólo los ingenuos llaman “partidos”.

Y cuando nos oyen, ni siquiera, como antes, se preocupan. Sólo piensan en como encerrarnos o como encarcelarnos si twiteamos una cita de Gramsci.

Ah, y el déficit público español que querían, a base de recortes y sablazos de todo tipo a las capas populares, fuera del 6,3 %, según demasiados expertos “no va a bajar del 10%”. Y es que no sabemos que “admirar” mas, si su capacidad de robar o su incompetente y probada estupidez.

Fuente: Lucas León Simón.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s