“Te necesito vivo para que lideres a la humanidad” (Dios a José María Aznar)


“La primera vez que supe que no era un ser humano corriente, lo recuerdo bien, fue cuando ETA voló mi coche conmigo dentro. Salí de allí, envuelto en llamas, y pensé: ¿cómo es posible que haya sobrevivido? Nadie se lo explicaba. Los médicos no encontraban una respuesta, tampoco mi personal de seguridad. A todo el mundo le pareció milagroso. Esa noche soñé con Dios. Era una luz, no tenía rostro, pero sí voz. Me iluminó con su haz y me dijo: “José Mari, si te he salvado es porque te necesito vivo para que lideres a la humanidad”. Me dijo un par de cosas más, pero son personales. Aquella experiencia me cambió, por supuesto. Desde entonces soy mucho más humilde.”
José María Aznar. Memorias.

¡Anda, la hostia! ¡Y yo con estos pelos!

Ahí donde lo ven, este señor con un punto entre el gran Chaplin y el enloquecido Adolfo, ha sido nada menos que presidente de una desgracia llamada Españas durante ocho años.

¡Ahora empiezo a explicarme muchas cosas! Por ejemplo, porqué este país se ha ido a la porra. Con mitómanos, iluminados y salvadores como esté el resultado no podía ser otro.

-Oiga, está José Mari.
-Está destapando la Botella. ¿Quién le llama?
-¡El Supremo Hacedor de tontos, en persona!
– ¡Tenga paciencia con él, sufrió un duro golpe en la cabeza!

Yo lo dice él en sus memorias, José Mari no “es un ser humano corriente”. Es un demente desnortado, un botijo con bigote y un garañón fascista de medio pelo. La certificación absoluta del absoluto declive y degeneración de la “marca España”. Si la “marca” es capaz de generar un presidente como José Mari y un ministro como Gallardón, y en tan corto espacio de tiempo, es que ha entrado en reset y en la alcantarilla mental, de golpe.

Este loco de los cojones, que se mueve entre las candilejas de la corrupción, mitad cardenalicio y mitad hortera yankee, es la vertebración de la soflama pepera con chorreras, un discurso de cocheros para ocho millones de votantes. Freud no perdona.

España es a la democracia como la bellota a los cochinos, y hasta por el ombligo nos sale la debilidad mental. Lo milagroso es que no se hayan caído los edificios, los autobuses circulen y salga agua de los grifos. ¡Con este percal mandando podía haber ocurrido cualquier cosa!

-Basta, basta.
-¡Quiero “liderar” al mundo, me lo ha dicho el Altísimo en persona!
-A ver, la camisa de fuerza y que llamen a la Botella.
– No puede venir, tiene una reunión con los pederastas “Legionarios de Cristo”
-¡Al manicomio, los dos!

Era una luz, no tenía rostro, pero sí bigote. Y entre Mariano y Rodrigo, eligió al primero. Fue como un salto mortal, entre Guatemala y Guatepeor, el asalto al palacio de invierno, entre banqueros de rebusca y jamelgos de plastilina. Ahora, antes de que la Piel de Toro se convierta en el mayor manicomio al aire libre, lo venden en librerías.

Y el Verbo se hizo chorizo, y habitó entre nosotros.

Fuente: Lucas León Simón

Anuncios

2 comentarios en ““Te necesito vivo para que lideres a la humanidad” (Dios a José María Aznar)

  1. Hitler decía exactamente lo mismo. Y eso que él no creía en Dios ni iba a misa, lo cual tiene aún mucho más mérito. E igual decía creo que Monroe (el de “América para los americanos”, a lo que preguntaba un humorista gráfico de publicación diaria española “¿Y el resto del mundo?” y se respondía: “¡Para los americanos también!”) pero que han asumido cerebralmente todos y cada uno de los estadounidenses que lo han oído después: que Estados Unidos de (Norte)américa tenía “un destino manifiesto” que era conquistar el Continente americano (para empezar) exterminar a los salvajes indios, que osaban defender sus territorios y posesiones, como si fuesen palestinos cualesquiera, y expulsar a españoles y otros europeos que obedecen a caducos (en el caso español también caedizo) sistemas monárquicos y tenían la pretensión de mantener dominios sobre lo que Dios les había concecido sólo a ellos (exactamente lo mismo que opinaban los escritores de la Biblia respecto de su tierra prometida que, anteriormente, había sido Patria de los filisteos, como los llamaban los griegos, falastim, como les llaman los árabes, o palestina, como les llamaron los romanos) e incluso en el resto del mundo. No salió en llamas del vehículo: eso es mentira, una dramatización, un exceso literario, sobreactuación, melodramática y pretenciosa. Lo que sí es cierto es que del coche, del motor del coche, salía humo. Los servicios de seguridad sí encontraron una respuesta: la explosión se produjo en un lateral del vehículo, por lo que la onda expansiva no le llegó con toda su fuerza. En muchas ocasiones he pensado si sería cierto tal atentado o todo fue un montaje para hacerse autopropaganda.

    Al conocer los datos sobre la demolición de las Torres Gemelas de Nueva York o los ataques terroristas a los trenes de cercanía de Atocha, sus antecedentes y hechos posteriores, tal duda se me consolida. Entre el par de cosas personales que Dios le dijo a Asnal estaba: “¡A ver si dejamos de joder, con tanto cristianismo y tanta guerra contra los infieles!”, “¡Deja la Botella, que acabarás con delirium tremens!” y “¡Deberías cambiar la medicación, que te está afectando!”. Recordemos, o, si no lo saben yo se lo informo, que Hitler padecía de sífilis, contagiada por una prostituta judía, a la que había violado, durante una borrachera, quitándosela a dos vecinos suyos, judios (a los que debía dinero, porque nunca vendía bastantes acuarelas para llegar a fin de mes) también borrachos, y que la habían pagado. Este parece ser el motivo de que, cuando fue herido de guerra, al parecer en un testículo, el ejército lo envió a una Clínica privada, especialista en enfermedades venéreas, y no a un Hospital Militar, especialistas en cirugía traumática. Y que, años más tarde, sus S.S. atacasen dicha Clínica, robasen e incendiasen toda la documentación archivada. Que, como en aquella época sólo Estados Unidos contaba con antibióticos (penicilina cristalizada) que se consideraba un secreto militar, un médico-curandero le atendió todo el resto de su vida, con extrañas “medicaciones”. Que, como este curandero-médico echaba las cartas, tomaba todas sus decisiones en base a la astrología, igual que Reagan(lo) que, sepámoslo, padecía de demencia senil desde antes de ser elegido Presidente del mundo mundial, al que pretendía llevar a una guerra termonuclear en Europa Central, para que nos hiciese el máximo daño a lsus enemigos/competidores europeos, pero sin desencadenar una guerra directa entre Estados Unidos y la Unión Soviética.

    La sífilis explicaría la megalomanía de Hitler, que sudase, gesticulara, chillase, se contorsionase, dramatizase, sobreactuase en sus discursos, hasta perder dos kilos por cada “actuación”. Y también que perdiese la movilidad del brazo izquierdo, lo que se suele achacar al atentado de la casamata de “La guarida del lobo”, pero que ya se puede observar en fotografías anteriores, con la mano izquierda en el bolsillo de la americana y posturas forzadas del brazo. Si desde entonces Asnal es más humilde ¿cómo sería antes? Es normal que hundamos Prestigios y lo que ha ocurrido en el Madrid Arenas, que, cuantos más datos se conocen, más inevitable parece que ocurriera. Se han caido edificios. Por ejemplo, en Barcelona, cuando esta gentuza, para no desperdiciar terrenos para la especulación burbujera turístico-inmobiliaria-nacional, en lugar de desviar el Tren de Alta Velocidad, frances, por supuesto, hacia zonas menos habitadas, lo soterró. Y también se han quemado edificios, como el Windsor. También Hitler tenía bigote ¿Será una reencarnación? Eligió al Rato (el que no caza gatones) pero éste había recibido una suculenta oferta para presidir el Fondo Monetario Internacional y, como los políticos españoles son de los peor pagados del mundo, lo dejó plantado. Así que Asnal tuvo que aguantarse con su segunda opción, para desgracia de su Partido y, pasado el tiempo, del resto de los españoles, por culpa de unos y de otros. Quizás con Rato no hubiese habido ataques terroristas a los trenes de cercanía de Atocha. Aunque, está demostrado, tampoco nos iba a salvar de la quiebra. La Bankia rota.

    Posiblemente debido a la sífilis, Hitler fue desviado del servicio militar activo pero no licenciado, al considerarlo una especie de inválido del que debían compadecerse, encomendándolo a la “inteligencia militar”, la cual lo empleó primero para espiar a los partidos políticos más radicales, especialmente los más nacionalistas, en concreto el Partido Nacional-socialista Obrero Alemán, que, por su nombre, creían que era un Partido marxista ¡Lo que es la inteligencia militar! Y, una vez salidos de su error, para que lo intoxicase llenando de consignas militaristas sus proclamas, como la tesis de la “puñalada por la espalda”, según la cual los militares alemanes no perdieron la Iª Guerra Mundial (lo que llevaba directamente a intentarlo por segunda vez) sino que fueron traicionados por los socialdemócratas, que pidieron la paz injustificadamente ¡en plena segunda ofensiva alemana en el Sarre! (¡lo que son los iluminados!) y por el levantamiento bolchevique de los comunistas en la proclamanda República Soviética de Baviera, por lo que había que exterminar a unos y a otros por una nueva Alemania Grande: “Gröss Deutchland”.

    Así fue como Hitler se aficionó a la política, tras una juventud bohemia y anarquizante, y acabó apoderándose de dicho Partido en base a los flujos de fondos secretos que recibía del ejército, con los que compró el periódico “El pregonero del pueblo” para que le sirviese de propaganda. Exactamente lo mismo que posteriormente ha hecho PoPeye “El Marianico(n)”, incluyendo canales televisivos, con dineros sacados de las Cajas de Ahorro hoy arruinadas que deberemos pagar usted y yo. También Hitler quemaba edificios cuyos archivos quería destruir.

    Ai duda de los planes de Reagan(lo) recuerde la confrontación respecto de Polonia, el levantamiento al que llevó a la hoy desaparecida “Solidaridad”, con la inestimable ayuda del polaco Beato Juan Pablo IIº, fabricante de bombas para Hitler en sus años mozos.

  2. Démosle el Domingo la máxima audiencia a Jordi Évole en la Sexta y evitar el cierre de su programa, por culpa de ciertos individuos que forman parte del oligopolio de la energía y que piden su cabeza. Se han dirigido a Manuel Lara, presidente del Grupo Planeta (que controla Antena 3 y la Sexta) para intentar cerrar el mejor programa de este país, que el programa del pasado domingo, en “Salvados” (recordad, en la Sexta a las 21:30) ha causado un gran revuelo en el sector de las eléctricas. Y es que por primera vez un periodista se ha atrevido a denunciar lo que todos sabemos por experiencia: la situación de oligopolio, la falta de transparencia y sus beneficios exagerados a cuenta de nuestros bolsillos. Estos gigantes no sólo tienen en su nómina a ex-ministros y ex-presidentes (¿como pago de favores?) también engordan a un buen número de periodistas para que defiendan con la pluma sus intereses. Y además, debido a la situación de crisis de los medios de comunicación, utilizan el arma de la inversión en publicidad para garantizarse de que siempre tendrán tratamientos favorables.

    Lo de Jordi Évole los ha descolocado. Por primera vez un periodista quijotesco se atreve a arremeter contra los colosales molinos. ¡Y con un 12% de audiencia! Porque no les importaría si lo siguiesen cuatro gatos, pero eran varios millones los que estaban viendo el programa. Esto ha provocado una airada protesta (o amenaza) del oligopolio, que se ha dirigido a Manuel Lara para exigirle un espacio en el que poder lavar su imagen.Me temo que la temeridad de Jordi Évole, el periodista más valiente que tenemos hoy en España, puede costarle el programa. Por favor, no os lo perdáis el próximo domingo. Hay que darle un 15% de audiencia para que, si Lara cede a la presión de los ladrones del oligopolio y retira el programa, que no se diga que fue por falta de seguidores. Es necesario proteger a los que dan la cara por todos. Hay que remarcar lo tremendamente valiente que es atacar la corrupción y monopolios de este país, sabemos perfectamente que el periodismo esta lleno de mercenarios que no merecen el nombre de periodista. Por eso es fundamental que todos apoyemos su labor. El follonero, se ha ganado los respetos de los periodistas más renombrados de este país, ya que saca los colores a todos estos sinvergüenzas que roban a los ciudadanos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s