Sólo los tontos pagan impuestos.


La noticia aparecía perdida en la página par de un periódico. Sin apenas titulares. Decía: “30 grandes empresas españolas usan paraísos fiscales para evadir impuestos”. Las treinta empresas, según un informe del Observatorio de Responsabilidad Social Corporativa, son todas integrantes del IBEX-35.

Es decir las empresas más importantes del país y entre ellas están el Banco del Santander, Repsol, Telefónica, el BBVA, Endesa, Iberdrola…

En el año 2010, los ciudadanos españoles entregaron a Hacienda el 11,5% de sus ingresos, mientras que las empresas del IBEX-35 aportaron el 9,9% de sus beneficios. El estudio señala además que ninguna de las firmas ofrece datos desglosados de los impuestos que pagan en cada uno de los países en los que están presentes.

Belice, Islas Caimán y hasta la extravagante isla de Man, en el Canal de la Mancha, son algunos de los destinos que “nuestros ejemplares empresarios” eligen para “no” pagar sus impuestos.

Llegados a estas alturas uno no tiene más que remedio que preguntarse, ¿Es que en nuestro país no hay inspectores de Hacienda, ni fiscales, ni jueces? Dando por descontado que no hay gobernantes, ya que los que hay, o se disfrazan de tales, son meros lacayos al servicio de estas empresas, ¿No hay nadie que ponga coto a tal desafuero, Constitución o Código Penal en mano?

Con motivo de la pasada huelga general hemos oído al corifeo de la caverna mediática –que en su mayoría son propiedad de estas mismas empresas- hablar del “enorme daño” que se producía al país con estas convocatorias y de la irresponsabilidad de los sindicatos que “no arrimaban el hombro” para lograr la recuperación de nuestra debilitada economía.

¿En qué quedamos? ¿Se puede tener el cinismo de hablar de esfuerzos comunes, de sacrificio o de solidaridad cuando los ingenieros financieros contratados por esta caterva de ladrones se las ingenian para pagar los escasos impuestos que tributan en el paraíso fiscal que le pilla más o mano?

Nuestro país es de chiste. Arrasan con derechos de personas y gentes, arruinan nuestra economía y nuestras vidas y los que tendrían que pagar más impuestos por ser los que más ganan se van de rositas a Belice a domiciliar el pago de sus nunca conocidas cuentas.

El mismo día que leía esta noticia, deliberadamente perdida en el oscuro rincón de un periódico, conocía como una jueza del Ferrol había impuesto una condena de dos años al atracador de una charcutería que se había llevado como botín…35 euros. Vale que fuera un atraco a punta de navaja y con violencia, pero la cuenta sale a 17,50 euros por año de cárcel.

De mantenerse esta proporción, a alguien que tiene mucho que ver con la Casa Real, le podría caer una condena de 1.500 años de cárcel, que nadie verá y, con suerte, el año próximo, podrá encontrar en el rincón más perdido de un triste periódico de provincias la noticia de que ya no son 30 las empresas del Ibex-35 las que pagan sus impuestos en paraísos fiscales, porque ya serán las 35.

Responsabilidades fiscales y penales aparte, en este país sólo pagan impuestos y cumplen condena los tontos. La gran tortilla de “listos”, ricos, banqueros, políticos y corruptos varios van a comulgar con Rouco antes de tomar el avión para Suiza o las islas Caimán.

Más vehemente que su ocasional santidad es su patriotismo. Hay que oírlos reclamando el derecho a la libertad y al trabajo, las vísperas de los días de huelga. Sólo.

Fuente: Lucas León Simón

Anuncios

Un comentario en “Sólo los tontos pagan impuestos.

  1. Si descontamos los españoles cuyos ingresos no llegan al mínimo para detraerles el impuesto sobre la renta de las personas físicas, el resto pagamos una proporción muy superior. E igual ocurre en Estados Unidos de (Norte)américa y en la mayor parte de países. Por supuesto que no hay suficientes jueces, ni inspectores de Hacienda somos los tontos ni de Trabajo: la impunidad para los ricos, los dueños del cotarro, del país, y la represión ejemplarizante para los trabajadores. La dictadura del empresariado, la minoría que domina a la mayoría, frente a la democracia obrera, la mayoría que debiera imponerse sobre la minoría… si supiésemos votar. Pero ¡como no sabemos…! Los fiscales obedecen las órdenes directas del Gobierno, que es el que les paga (como hacen la mayoría de los funcionarios respecto de sus autoridades respectivas) el cual, a su vez, obedece a la clase dominante: así es como funcionanlas distintas formaciones sociales ¡Pero no nos decidimos a cambiarlas! ¡Nos da miedo!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s