Declaración de Noam Chomsky sobre el ataque de Israel a Gaza.


“La incursión y bombardeo de Gaza no se trata de destruir a Hamas. No se trata de detener el lanzamiento de cohetes hacia Israel, no se trata de lograr la paz.

La decisión de Israel a llover muerte y destrucción en Gaza, el uso de armas letales del campo de batalla moderno contra una población civil indefensa, es la fase final de una campaña de décadas para limpiar étnicamente palestinos.

Israel utiliza sofisticados aviones de ataque y buques de guerra para bombardear densamente atestados campamentos de refugiados, escuelas, edificios de apartamentos, mezquitas y barrios bajos de atacar a una población que no tiene fuerza aérea, ni defensa aérea, sin marina, sin armas pesadas, ninguna unidad de artillería, sin armadura mecanizada, no hay ningún comando en el control, ni ejército … y lo llama una guerra. No es una guerra, es un asesinato.

Cuando los israelíes en los territorios ocupados ahora afirman que tienen que defenderse, se están defendiendo en el sentido de que cualquier ocupante militar tiene que defenderse de la población a la que están aplastando. No puede defenderse cuando se está ocupando militarmente tierra ajena. Eso no es defensa. Llámalo como quieras, no es defensa . Es un asesinato!”

Anuncios

Un comentario en “Declaración de Noam Chomsky sobre el ataque de Israel a Gaza.

  1. En esta última, hasta ahora, falsa guerra israelí-palestina, en realidad pura represalia al estilo nazi sobre la resistencia a la ocupación ilegítima, ambas partes han arrojado unos 1.500 cohetes cada una. Algo realmente impactante: nunca hasta ahora habían tenido los palestinos tal capacidad de réplica, aunque sus resultados hayan sido casi completamente despreciables, debido a su escasa precisión. Pero hay datos que hacen pensar en el cambio significativo que se ha producido. Las represalias tradicionales nazis eran de 50 por uno, cifra que seguía Israel en sus “operaciones”. La anterior, Operación Plomo Fundido, produjo una proporción de más de 100 muertos palestinos por cada israelí. Ahora los israelíes han debido aceptar el alto el fuego (y respetarlo, de momento, aunque parece que ha habido más lanzamientos de cohetes palestinos) con “sólo” 30 muertos palestinos por cada israelí. La proporción de heridos es infinitamente desfavorable a los palestinos, en ambos casos, y peor ahora. Los cohetes de éstos han dejado de ser, en su mayoría, de fabricación soviética o casera, para ser iraníes. El alcance de la mayoría de éstos ha sido de 40 kmtrs., lo que parece poco, pero, en proporción a su tamaño, resulta un alcance sorprendente. Pero, con similar tamaño, han disparado cohetes que han alcanzado las proximidades de Tel-Aviv y Jerusalem, donde han sonado las alarmas por primera vez desde 1.991, cuando Sadam Jusseim disparó sus cohetes “Ráfaga” (“Scud”) “mejorados” (en realidad con alcance ampliado, aunque perdiendo precisión) de mucho mayor potencia destructiva, que hicieron mucho más daño, aunque no muchas muertes, pero que eran de un tamaño muy superior, por lo que fueron destruidos, junto con sus centros de lanzamiento, por la aviación y las bombas volantes (“misiles de crucero”, nombre sin significado, modificación de los semánticos de la C.I.A. para no recordar a los inventores de dicho tipo de arma, los nazis) estadounidenses. Los actuales cohetes iraníes, de mucho menor tamaño, no sólo pueden entrar en Gaza a través de los túneles secretos hacia el Sinaí, sino almacenarse en ellos con bastante probabilidad de resistir los ataques israelitas. Su escasa precisión podría haber originado bastante destrucción: es sólo una cuestión aleatoria. Los israelitas se han dado cuenta de ello y, al parecer, se han acojonado. Además, en un futuro cercano podría mejorar ostensiblemente. Por ejemplo, acoplándoles sistemas de seguimiento y direccionamiento por geoposicionamiento, por ejemplo, mediante teléfonos móviles con G.P.S. incorporados. De todas formas, que suenen las alarmas tiene un coste muy elevado, además y de la movilización de 75.000 reservistas, que no sé si habrán sido adicionales a los 70.000 inicialmente movilizados. Porque Tel-Aviv y Jerusalem se paralizan, completamente, con ello: es como una huelga general, con la duración de que se trate, seguida por el 100% de la población, laboral y consumidora. Lógicamente, también ha influido la posición, callada, pero disconforme, de la ¿Unión? Europera, posiblemente escarmentada con la experiencia libia. De modo que han obligado a Obama, que creo que es moisíaco de religión, a tragarse sus palabras de apoyo a Israel. Y también la intervención de Egipto, hasta las últimas elecciones aliado incondicional de Estados Unidos. Así como los internautas, que mayoritariamente se han posicionado en contra de Israel. Posiblemente por la experiencia de la mortandad injustificada provocada por la Operación Plomo Fundido, para, al final, verse obligados al intercambio de prisioneros ilegales, secuestrados, a cambio del soldado israelí. O sea, lo que planteaba Jamás desde el principio, aunque dos años y muchos muertos y heridos, mucha zozobra, más tarde. Recordemos que la confrontación actual se originó cuando Israel asesinó, “selectiva” y terroristamente, al que diseñó el secuestro de dicho soldado israelí, sin llegar a matarlo. Y que, durante los primeros días del conflicto, los “selectivos” terroristas israelíes bombardearon el edificio de la prensa en Gaza, desde donde se transmitían posiciones favorables a los palestinos, asesinando a la hija, creo que de 3 años de edad, de un corresponsal británico. Pero la que más ha influido en el alto el fuego ha sido Rusia, que creo que ha llegado a amenazar con el envío de tropas para proteger al Gobierno sirio, lo que produciría un tremendo cambio en las perspectivas de la zona. Sin embargo el golpista Majmud Abás, que no ha obtenido nunca un puesto por elección, sino por designación de Yasser Arafat y por “herencia”, tras el envenenamiento de éste, ha demostrado, una vez más, que ni pincha ni corta. Por eso ha debido enviar a los suyos en camiones (lo que implica el permiso israelí) para que manifiesten su júbilo por la “victoria” (¿De quiénes? No será de “La Palestina Libre”, en árabe “al-Tajarir Falastim”, en abreviatura “al-Fa-Taj”, que no ha dado señales de vida desde hace años) poniendo en el compromiso a Jamás de que les dispararan. He estado tratando de encontrar el acuerdo del alto el fuero íntegro, pero sólo he encontrado retazos. Los israelitas valoran como un triunfo el que Egipto se haya comprometido a impedir que pasen cohetes por el Sinaí. Pero esto ya lo tenían antes de las últimas elecciones, incluso el cierre total de fronteras, cerrando el círculo del asedio permanente, el campo de exterminio mayor del mundo. Así que plantean como una victoria volver a sólo una parte de lo que tenían antes, y que no les ha servido para que Jamás, recordemos, los vencedores de las únicas elecciones democráticas habidas en Palestina, con un 75% de escaños conseguidos, se rindan en ningún momento. Para los palestinos es una victoria, además de conseguir el alto el fuego con una ¿escasa? proporción de muertos, el compromiso de Israel de mantener abiertas las fronteras y el suministro por los puestos vigilados por dicho ejército, y la ampliación del área de pesca, sin interferencia ni penetración de la Marina de Guerra israelí, hasta tres kmtrs.. Algo significativo ha ocurrido.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s