Perdidos entre la estafa, decididos ante el enemigo común


Hartos ya de estar hartos ya nos cansamos, de eso iba la canción, y seguía: La Rosa de los Vientos me ha de ayudar, y desde ahora vais a verme vagabundear,entre el cielo y el mar. Vagabundear.

Traducir esto a la situación del pueblo español es bien fácil. Es lo que ha pasado desde la primavera del 2011, cuando los ciudadanos organizados en una eclosión de movimientos sociales, mayoritariamente de jóvenes, pero también de talluditos desencantados, hartos ya de estar hartos, indignados hasta la saciedad, salieron a las calles del país para denunciar la mentira y la mezquindad de los dos grandes partidos, propios de un bienio progresista trasnochado bajo el mando desatinado de la corona de Isabel II. Y así seguimos, en las calles y plazas, en las ciudades grandes y pequeñas, congregados, rodeando el Congreso, repartidos entre asociaciones de vecinos, barrios. Desde el gran movimiento de la izquierda plural, IU, que no es otra cosa que eso, un movimiento en el que tienen cabida otros, sociales, individuos independientes políticamente, partidos históricos y de reciente creación, se moviliza a la sociedad: a la calle, a la calle, a la calle, ay, que güeno que ya nos da el aire… Vengan p’acá los abandonaos, los desgraciaícos, los maltrataos, los desamparaos, los más entonaos, nos recordaba Carlos Cano.

¿Ven? de eso se trata: de vagabundos, abandonados, desgraciados, maltratados, desamparados. Los hay como en la de Serrat que decidirán dejarse ayudar por la Rosa de los vientos, que para muchos es Rosa Díez, la veleta que todo lo aprovecha. Para otros el azar de la cara bonita, aquí le decimos: carisma, pero es cara bonita al fin y al cabo, ahí están los desencantados sin opinión propia del PSOE, que buscan el lavado de cara que todo lo arregla desde que el mundo es mundo para ellos, entre el cielo y el mar, a esa media altura que da la medida de todas las ideologías, compromisos, acciones de gobierno, y así les va… así nos va de rebote…

En ese lugar intangible, entre el cielo y la tierra, una vez más se reúnen los linces del PP y del PSOE, ya descubiertos como PPSOE, a parir una nueva norma más para dejarlo todo casi como estaba, hablarán de sus refinitiva ley hipotecaria, con la que liar más la guita, dar tiempo al tiempo a la autoridad europea que no ve claro cómo llevamos eso de las hipotecas aquí. Tironcete de orejas a los bancos que les condonan sus deudas por préstamos imposibles de pagar para propagandear por encima de sus posibilidades. La cosa hipotecaria la van a dejar más bonita que un san luis.

Pero la gente está harta de estar harta. El próximo miércoles saldrá a la calle y detendrá al país, desgraciada, abandonada, maltratada, desamparada y entonada para gritarles a la cara otra vez que ellos no nos representan, no lo hacen desde sus ideologías disfrazadas, desde sus acuerdos torticeros, desde sus ausencias y presencias inapropiadas, desde su electoralismo de trileros. Esa política es una mierda.

Manuel Bermúdez.

Pd. os dejo estas dos inolvidables para tenerlas siempre presente:

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s