14 N Huelga General – HUELGA DE CONSUMO


Nuestro camarada Felipe Alcaráz escribe hoy esta reflexión tan expresiva en su facebook:

LA HUELGA GENERAL NO SIRVE PARA NADA, dice el portavoz de turno del PP. ¿Cómo se conquistó la jornada de ocho horas, tocándole el violín a los empresarios? ¿Cómo se conquistaron las vacaciones, con un concierto de campanilleros? ¿Cómo se mejoraron las condiciones de trabajo, cantándole al Gobierno el bolero “Si tú me dices ven”?”

Felipe, con la sorna y acidez creativas de las que gusta hacer uso, nos sitúa ante la importancia que tiene la Huelga General para la derecha española y la que debiera tener para la izquierda y, por lo tanto, para los/as trabajadores/as y parados/as de España. Esa fue, efectivamente,  la historia de la consecución de las mejoras sociales y laborales de nuestro país, de todos los países del mundo. Jamás los que detentaron el capital, si no hubiese sido por las presiones, las manifestaciones, las huelgas generales, los paros, la lucha obrera en definitiva, hubieran concedido nada a sus trabajadores y trabajadoras. La historia está cuajada de la entrega personal y colectiva de hombres y mujeres, unas veces de forma menos evidente, otras épicamente. Luchas de hambre, desesperación, agotamiento, violencia, sangre y muchas veces muertes. Lucha de semanas, meses, años… Nadie regaló nada, todo fue arrancado con dolor y constancia hasta que llegamos a nuestros días… ¡ay aquella virtud de la constancia!

En este tiempo que vivimos, cuando la inmensa mayoría creía haber llegado al fin de la historia de la lucha de clases, cuando mediante el crédito y el entretenimiento ya nos parecía haber ocupado el lugar que la historia nos tenía preparado, un lugar que mana leche y miel, de la mano del dinero de plástico en versión oro, platino… volvemos a enfrentarnos a la cruda realidad. No hemos embarrancado. No. Hemos retrocedido decenios en derechos: salarios, horas, convenios, movilidad, protección, sanidad, cultura… De pronto todo aquello por lo que tantos y tantas se dejaron la piel, se ha perdido.

El CSIF llama a esta huelga con el calificativo de política. Siempre en la historia del mundo obrero hubo desclasados y traidores. Esta huelga es obrera, es su veto a la misma lo que es político. El perro no deja de ser perro por ser más cercano a su amo.

Pero además de general es una huelga de consumo. Esto da miedo a muchos compañeros y compañeras que son dueños de sus pequeñas empresas. Una vez más habrá que convencerlos de que el miedo no es rentable y todo hay que verlo con perspectiva. Que se puede defender lo propio con el método de la huelga general sin hacerse el harakiri. Si hemos sido capaces de hacer despensa para los domingos y fiestas de guardar ¿no lo seremos para el 14 N? Todos necesitamos de todos y a todos nos escuecen las pérdidas, pero cuando el resultado nos conviene, juntos nos alegramos de nuestros sacrificios y de nuestras recompensas.

No, con un gobierno pseudo fascista no será fácil arrancar derechos, que es de lo que se trata, pero no nos quepa duda de que sin huelga general, que es lo que tanto temen, no lo conseguiremos, a menos que tenga razón en su sorna Felipe Alcaráz y sea montando un coro de campanilleros, como nos invita el CSIF, el modo en que lograremos volver a ser lo que fuimos.

Manuel Bermúdez.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s