Te echo una porra.


No hay otro deporte mayor en nuestra actual y arruinada España que hablar mal de los políticos, de su número, de su sueldo, de su deshonestidad, de su falta de energía, de su exceso de lucro,  de lo feos que son, de que todos son iguales, del trabajo antiguo pero poco honroso de sus madres, de todos sus fallecidos, identificados o no.

Una parte nada desdeñable de la población siempre se ha dedicado a sacar los ojos a los políticos españoles como quien tira a pichón en la feria de cualquier pueblo español, mientras – igualito, igualito – una jauría de aduladores asiente, eso, eso, lo mismo digo yo, son unos cabrones y los que no, hijos de puta. Los mismos añaden mil y un argumentos como sueldos que nos roban, coches de lujo y seguridad que los transportan, y así mil y un razonamientos más que la mayor parte de las veces tienen el mismo fundamento que un huevo enhiesto sobre su menor superficie, como quisiera haberlo puesto el almirante Colón, que ese era otro… ¿dónde vas con tanto almirantazgo italiano de mierda?

Hoy mismo hace una buena reflexión sobre el tema Alberto Garzón en la Opinión de Málaga, que mira por dónde, ha caído en gracia a propios y extraños (digo en la izquierda al menos, que tan dada es a disparar contra todas y cada una de las florecillas silvestres del Palacio de Inverno), será porque es joven, se le conoció en el 15M, que, salvo para la condesa de murillo – y grande de españa hasta que la III nos salve de grandes y pequeños truhanes -, son buena gente. Será porque no está de mal ver o por que no acostumbra a insultar, a responder a la primera como toda buen grabadora-reproductora que se precie. Será que es elegante a la par que casual. Ay, ¿che sará. Canalla que les das?

Pues parte de estos que nos echan mal de ojo y nos maldicen junto a nuestras madres, como si eso cambiara su condición, son al mismo tiempo (la ubicuidad es un don español de puro católico) los que hacen votos porque nos unamos como hermanos, en torno a nuestra inmortal spáña, por que así – argumentan – la sacaremos del hoyo. Que nos olvidemos de dimes y diretes, de principios e ideologías, como ha sido siempre, desde que cerró los párpados Pablo Iglesias, y aún más desde que Felipe dejó a Isidoro vestido de marxista allá por el 79 y la social democracia (versión española de la democracia cristiana europea) mantuvo un tufillo de ambientador izquierdoso en lo político, mientras que en lo real y pragmático saben a rancio capitalismo populista Bretton Woods. 

Parece pues que se trata de que se acabe el y tú más o lo de la culpa ha sido tuya, sí, ese tipo de escándalo propio de los deluxes más shares de la tí-vi o de cualquier canción de Pimpinela y ¡ vualá!, ya está la prima de riesgo convertida en corderilla, el interés de la deuda interesante y, como por ensalmo desde que los católicos reyes vieron lloriquear a Boabdil el chico, spáña vuelve a su grandeza, unicidad y libertad tutelada. Algo así como que todos los menonitas Amish cuelguen sus pecadillos tras la puerta y todos a una reconstruyen el granero de Brian en Holmes, Ohio.

Me cabe la duda, ya saben que entre nuestros defectos de rojos, está la duda siempre cuando no el descreimiento, de si no será esta una forma más de cambiar todo para que nada cambie. Joder estos comunistas con sus circunloquios.

Yo te pregunto benéfico ciudadano que tan mal me miras: ¿además de ver de puta madre a los políticos y sus coladeras cuando en tus coladeras y tu ciudadanía cabe hasta el Juan Sebastian de Elcano, y de puta pena a la madre que los parió también, cuando los de arriba te dan hasta en el cielo de la boca, de verdad, criatura, piensas que los políticos son los malos de la peli, y aún así que si se ponen de acuerdo y radiantes de una luz divina arreglarán algo, algo que de verdad merezca la pena haber arreglado hasta el punto de obviar que los unos pertenecen a la spáña eterna y los otros son el rojerío y las hordas marxistas? ¿Cuando los elegidos por el destino para ocupar el poder impúdicamente y tú más, se ocuparan de salvar a spáña dejaríamos atrás las crisis capitalistas cíclicas? ¿Europa sería un dechado de virtudes ciudadanas y el Euro más bonito que el Dólar?

Algunos de nuestros próceres rojos, allá por el 78, guiados por la luz salvífica de la que nos hablas, aceptaron una constitución, una monarquía y una democracia hijas del agobio y del dolor. Hagámoslo algo mejor ahora que todo se va a la mierda. En tu mano, tu garganta, tus acciones y tu ética, junto a la de muchas y muchos de nosotros está esa responsabilidad. Te lo digo porque te hecho una porra a que habrá elecciones o revueltas antes de navidad. Y si me equivoco, peor para spáña y sus spañolitos.

Manuel Bermúdez

(IU Torredelcampo no se hace responsable de las opiniones personales de los colaboradores de esta web cuando hablan de manera personal)

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s