¿Ya leíste nuestro programa, elector, electora?


¿Has leído nuestro programa nacional y provincial? Si, ese que reúne todas las acciones que pretendemos desarrollar si conseguimos la mayoría suficiente para gobernar a partir del próximo día 20 de noviembre. ¿Sueles leer los programas que las distintas formaciones políticas presentan como contrato con el votante para desarrollar un gobierno para los próximos cuatro años? ¿o te fías de lo que oyes a los amigos, en la radio, en las televisiones, en los programas de tertulianos? ¿O incluso decides quién quieres que te gobierne, que vele por tus intereses, que te ayude a superar la crisis en la que vives, que de respuesta a tus grandes interrogantes y tus necesidades, aquel grupo político que siente las bases nuevas para que el futuro de tus hijos sea mejor que el tuyo, por el rostro, el ademán, la gracia que te haga tal o cual candidato?

¿Te acuerdas de aquel señor con barbas, con cara circunspecta, que solía gustarte a tí que votas izquierdas, a ti, tal vez que votas socialdemocracia o centrismo moderado, o incluso a tí, que te va más la derecha conservadora. Aquel señor que repetía como en otro tiempo dijo Adolfo Suárez “puedo prometer y prometo“, sí, aquel que decía incansablemente aquello de “Programa, programa, programa

No te olvides que Tu futuro, ese que hace cuatro años era hoy, el que será dentro de cuatro años, lo decides también, lo decides con el gesto cuatrienal de presentarte en tu colegio electoral introduciendo la papeleta del grupo político que a Ti te interesa que te gobierne.

Si no lo hiciste aún, lee nuestro programa. Descubre qué acciones en cualquier ámbito de tu vida te  van a afectar si votas por Izquierda Unida o por otros grupos políticos. Lee entre líneas, eso lo sabemos hacer genialmente los españoles y españolas, descubre cuál es el hilo conductor de nuestras propuestas concretas, a quién benefician, a quién se le piden los esfuerzos mayores para salir de este atolladero en que nos encontramos, descubre por qué los impuestos deben ser equilibrados, por qué han de existir, qué seguridades dan a tu vida, en la salud y la enfermedad, a la de tus hijos en la educación y el trabajo, en la de tu mujer en las retribuciones iguales que las de sus compañeros. Descubre por qué es bueno tener organismos, instituciones, bancos, empresas públicas aunque haya también lugar para las privadas. Por qué tenemos motivos como gobierno de Todos los españoles para reclamar una aconfesionalidad que no surge de ninguna pugna, ni de inquinas históricas. Qué razones tenemos para pensar que monarquía no es igual que república, por muy buen monarca que para muchos resulte ser ahora D. Juan Carlos, cómo engrandecen a la democracia y a la sociedad estas dos decisiones.

Verás que más allá de el electoralismo propio de un grupo político, detrás de las acciones existe todo un mundo, un pensamiento, un sentimiento humanista, cercano, con una trayectoria ética incorruptible, que va mucho más allá de cualquier resultado en las urnas en cualquier tiempo.

Estamos orgullosos de nosotros mismos, porque primero que nada somos autocríticos, tal vez demasiado según algún tertuliano, pero así son  las organizaciones de izquierda, orgullosos pero siempre contenidos en expresiones de facilidad y alegres iniciativas. Lo directo, pormenorizado, acostumbrados a las asambleas donde cualquier persona tiene su valor en ideas, acciones y votos. Imaginativos y al mismo tiempo bien anclados en la dura realidad. Con una visión de la vida, las relaciones entre las personas, las clases sociales, sabiendo perfectamente dónde se sitúa cada cual, a quién hay que exigir más o menos, buscando una sociedad que no condene eternamente a la pobreza a las mayorías y defienda con bellas palabras y leyes injustas los intereses de minorías que generalmente son ricas en recursos gracias a la especulación, a las herencias, a su flema, poder y prepotencia.

En nuestro programa leerás qué haremos con los intereses de nuestra nación, de nuestra provincia, con tus intereses. Sin poner paños calientes, directos a la raíz de cada problema, llamando a cada cosa por su nombre, en rebelión contra una realidad que los de aquí han aceptado que es única y muy parecida a la de Alemania o Francia.

Nuestro programa es un contrato de mínimos para cuatro años contigo, pero requerirá de tu colaboración durante todos los días que conforman esos cuatro años, porque la democracia es mucho más que el que vayas el 20 de noviembre a dar tu opinión. La democracia real en la que Izquierda Unida cree es el mejor sistema de gobierno que el mundo ha conocido; libre de engaños, subterfugios y corrupción, aquel que emplaza al pueblo y a sus representantes en un ejercicio conjunto de gobernación cada día y que siempre está a la búsqueda de nuevas maneras de incorporar la voz del que manda, que eres , en la acción de sus representantes políticos en el Congreso, en Tu propia acción directa en el Congreso

Si no lo has hecho ya lee nuestro progama nacional y nuestro programa provincializado. Después, cada uno, cada una, llevaremos nuestro costal.

Manuel Bermúdez Trujillo

(IU Torredelcampo no se hace responsable de las opiniones personales de los colaboradores de esta web cuando hablan de manera personal)

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s