Diario de Jaén y 15 O


Hoy todos los diarios de tirada nacional abren con la “pre-noticia” de la manifestación que se producirá en España y el mundo por un cambio global de estructuras políticas y económicas, que es el resultado de un trabajo ímprobo  del movimiento español llamado 15 M. Me he preocupado de auscultar al resto de la prensa local de las provincias andaluzas y aquí está la madre del cordero.

Diríase que al tratarse de una noticia nacional o internacional, algunos diarios locales no la editaran, pero no, mire usted. El único diario que no sabe nada de nada es el Diario de Jaén, ocupado con sus fiestas de San Lucas, con el hijo pródigo futbolista y pregonero, con las noticias sobre la PAC, el tranvía y sus raíles muertos, las de localidades, y, por supuesto con los dos partidos mayoritarios.

He sido testigo personal de una noticia de presentación de un libro de autor jiennense de la que se informó una semana después de que se produjera el acto.

Debe ser que en Jaén se producen miles de manifestaciones anualmente, casi tres a la semana y ya no son noticia. O que el consejo de redacción a las órdenes de su director espera el éxito para hacer pátria chovinista, o bien el fracaso, para restar crédito de un movimiento que desde su nacimiento en Jaén no ha dado más que alegrías: movilización de gente que se había anquilosado ante la política, movilización de la juventud y toma de conciencia ciudadana, política y social.

Llevo viviendo aquí va para tres años, desde el primer día me empadroné, mucha gente del pueblo (Torredelcampo) me aceptó con generosidad y yo me he convertido de serrano onubense y sevillano trabajador, en jiennense orgulloso de la tierra en la que vive. Para mi es incomprensible que un medio de comunicación tan importante, sin atisbo de competencia, no esté presente en el pulso de su territorio y eso me hace preguntar desasosegado e indignado ¿a quién sirve el Diario de Jaén?, está claro que al bipartidismo, a la noticia provinciana de sus actos seculares, al interés económico y subvencionista, a las noticias negras y policiales. Desde luego no al pulso vivo y enérgico de una parte muy importante de su sociedad, especialmente juvenil, desde luego no a las apuestas de futuro social.

Narciso murió observando la imagen que de si mismo le devolvía el agua.

Manuel Bermúdez Trujillo

 

(IU Torredelcampo no se hace responsable de las opiniones personales de los colaboradores de esta web cuando hablan de manera personal)

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s