País de desmemoriados, país injusto


Antes de ayer, el diario Público, nos saludaba con la siguiente noticia: La ley de Amnistía no se reformará para juzgar los crímenes del franquismo

El PSOE, PP y CIU rechazaron en el Congreso la medida presentada por BNG para modificar ésta ley anterior a la aprobación de la Constitución Española en vigor, y así poder investigar y juzgar los crímenes de la dictadura.

Probablemente seamos el único país del mundo donde algo así sucede, al menos en el hemisferio norte. Nuestra justicia ha puesto en jaque a asesinos, desestabilizadores, golpistas y dictadores de otros lugares y a cambio, algunos de nuestros políticos bloquean la acción de la justicia nacional para realizar en nuestro suelo lo mismo que en otras tierras.

Pero no se trata de buscar una especie de igualdad o de revancha o incluso de pureza de la que tanto gustamos con eso de dar lecciones a los demás. No. Se trata de hacer justicia, de hacer posible la justicia.

Los acuerdos internacionales a los que estamos suscritos desde los años 50 y que, por lo tanto, forman parte de nuestro corpus jurídico impiden cualquier ley de amnistía o punto final para delitos como crímenes de guerra, y la guerra civil, mal que les pese a muchas personas fue una guerra delictiva, realizada por algunos elementos militares y civiles contra el régimen constitucional aprobado por la mayoría del pueblo español en 1931. Fue además una guerra desigual, apoyada por regímenes fascistas condenados por tribunales internacionales.

La amnistía, que fue como un de momento aparquemos esa realidad para hacer posible la democracia, no tuvo nunca intenciones de permanencia, porque en sí misma es injusta social y jurídicamente hablando.

Se puede entender que partidos nacidos de extractos sociales, cuando no directamente de personas implicadas en el anterior régimen, nieguen la posibilidad de verse implicados en investigaciones que probablemente tocarían a muchos de sus miembros y simpatizantes, el caso del PSOE es absolutamente incomprensible y vergonzoso, y cuando algo se califica así habría que mirar con más profundidad qué tipo de oscuridades propicia, lo demás son palabras, palabras. Y pòr cierto: pinza, pinza, pinza a los españoles.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s