De elegidos y mesías.


Siempre he pensado de Rubalcaba que es un auténtico peso pesado de la política nacional. Un político de casta, inteligente y eficaz, una de esas personas que cualquier partido quisiera en sus filas como ocurre con Messi o Ronaldo en el fútbol. De estos van quedando pocos en el panorama nacional.

Sin embargo que se descuelgue ahora con que hay que adaptarse a los tiempos, con la que está cayendo resulta un mensaje indigno de un hombre de izquierdas.

Yo no soy de los que piensan que PSOE equivale a PP, de eso nada, por mucho que la política del gobierno en los últimos tiempos no haya sido una política de izquierdas y haya realizado concesiones al neoliberalismo que van a ser complicadas de retrotraer. Pero sí considero que el PSOE cree atesorar la esencia de la izquierda política en España y que esta postura lo hace arrogante y prepotente. También pienso que es comercial y le puede más lo electoral que los principios que antes regían un partido socialista, por que de otra manera, en vez de ganar elecciones como se ganan clientes en los mercados, pararían el carro el tiempo suficiente para situarse, hacerse mirar por ellos mismos y ponerse de acuerdo en qué espacio político representan, mayormente para no engañar a nadie.

Para adaptarse a los tiempos es mejor hacer la política que cada tiempo necesita, basada en todo un ideario que a cualquier partido se le supone de base. Que nos equivocamos todos, de eso no cabe duda. Lo que pasa es que eso también hay que expresarlo, y pedir disculpas cuando es imprescindible hacerlo. Probablemente en privado Rubalcaba lo ha hecho ya muchas veces, pero no a los millones de personas que confiaron su voto a un programa y unas señas de identidad que se han visto superadas e ignoradas. Así que D. Alfredo hace su frase sentenciadora y da por entendido que con ella está pidiendo disculpas a aquellos que lo esperan, o da por sobreseído el caso y huye hacia adelante, como si aquí no hubiera ocurrido nada.

Los tiempos hace ya varias legislaturas que pedían la adaptación de una nueva ley electoral que permitiera representar fielmente a los votantes en el Parlamento nacional. Que no puede ser que más de un millón de personas vote IU y el partido tenga menos representación que CIU con algún ciento de miles de votantes. Lo que pasa es que mejor comerciar con traspasos de competencias hasta que el estado se quede siendo una provincia de alguna comunidad, y recabar apoyos, que discutir, acordar, aprobar leyes importantes con partidos de ámbito estatal que desdigan aquello de que la izquierda somos nosotros (PSOE).

Hace años que con los impuestos de todos los que tenemos nóminas se está financiando a la banca española e internacional pagando nuestra deuda y la de ellos y, qué curioso, ahora va a ser el momento de que se le exija a la banca nacional alguna contrapartida. Ya puestos ¿por qué no exigir a la banca, con nombres y apellidos, responsabilidades legales, administrativas y penales en su endeudamiento?, tal vez sea que aún no lo piden los tiempos. Como seguro que los tiempos no han pedido durante todos estos años que pague más el que más tiene, que se regulen las entidades financieras y se apliquen tasas a sus movimientos de capital fraudulento y legal, que se persiga con la misma eficacia al contribuyente sin nómina que al que la tiene, que se cierren los paraísos fiscales, que se mantenga el estatus de una UE que sirve, como nuestro estado, a los grandes capitales, los bancos y las multinacionales, que se permita al Reino Unido nadar y guardar la ropa, que se siga escuchando como a gurús a Merkel y Sarkozy. En definitiva que sean los gobiernos de los pueblos quienes gestionen la vida cotidiana de los mismos, incluyendo en lo que entendemos por pueblos, sus bancos y empresas y no al revés.

El PSOE pretende querernos decir que se le vuelva a conceder el beneficio de la duda, que así a la chita callando, como le gusta trabajar a D. Alfredo – por otra parte con no pocos resultados – esto no lo va a conocer ni la madre que lo parió. Que España, no Islandia, va a ser el referente del nacimiento de una nueva humanidad. Que se ha escuchado con tanta fidelidad al 15 M que sus propuestas se van a quedar desfasadas con respecto a lo que el nuevo ejecutivo socialista va a realizar. Por estas te lo juro, que ya sabes que yo no prometo nada que no pueda cumplir, nos dice el candidato.

Cuídese usted mucho sr. candidato de ser prudente, sobre todo de ser leal al pueblo español y a los votantes. Ponga para antesdeayer en marcha sus medidas políticas porque los tiempos hace más de tres años que han cambiado y si algun día lo invisten como presidente séalo, de lo contrario ladre cariñosamente como hace el perro de su amo a su amo, y gruña amenazador a los siervos de su amo, que es lo que los perros, no los presidentes, hacen desde que el mundo es mundo.

II

Sobre nosostros los votantes también hay algo que decir. Nadie tiene la exclusividad del error ni de la controversia interna. Saber tener conciencia crítica propia nos llevaría a ver la realidad de manera distinta a como lo hacemos. El bipartidismo no existiría si los votantes no fueran bipartidistas.

Rajoy tiene la receta contra la crisis y Rubalcaba también. Qué bueno, pase lo que pase comeremos perdices disecadas.

Manuel Bermúdez.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s