¿Por qué no somos dignos?


Después de cinco años de crisis durante los cuales tanto los gobiernos socialistas como los del partido popular,  han repetido hasta la saciedad que contábamos con una banca saneada y robusta, resulta que , en esto también, nos han mentido. Además nos han hecho responsables del endeudamiento por haber vivido por encima de nuestras posibilidades y por lo tanto los recortes, más bien las amputaciones, de los distintos gobiernos los pagamos nosotros. El pueblo español paga todos los desmanes de la corrupción política, la megalomanía de gobiernos autonómicos o nacionales, los sueldos, sobre sueldos y maletines de arquitectos de renombre, concejales de urbanismo, promotores culturales, consejeros delegados de cajas y bancos…

Aunque es estúpido poner coto a las fechas, llevamos cinco años de cinismo y un nivel de mentiras y corrupción que no deja títere con cabeza en cada una de las instituciones que tendrían que ser nuestras representantes. Al fin lo que muchos se negaban a creer se desveló: nuestro rey es un aristócrata privilegiado más, que no duerme pensando en el futuro de los jóvenes, pero además de adultero y juerguista como sus abuelos, y aunque se precie constantemente de servir exclusivamente a España, lo que de verdad le importa es lo suyo y nada más. El gobierno de turno, el único posible según nuestra ley electoral, mantenida por los partidos mayoritarios, los nacionalistas y la prensa pseudoprogresista y de la caverna, miente más que habla y dificulta cualquier intento de aclaración de su actividad y sobre todo de la actividad financiera de la nación. El banco de España, conocedor de lo que está sucediendo, calla y su gobernador sólo pide aclarar las cosas cuando es cesado y para entonces el gobierno, una vez más impide su comparecencia. Los tribunales están cuajados de casos gravísimos en vías de investigación interminables, se dictan sentencias vergonzosas contra jueces, mientras otras sentencian nos demuestran que en la judicatura caben desde fascistas hasta auténticos subnormales y la prevaricación es una constante en nuestro sistema judicial. El Consejo general del poder judicial es una auténtica cueva de ladrones, El tribunal supremo prevarica acusando de prevaricación, El tribunal constitucional no se renueva. La CNMV es sospechosa de todo, la iglesia se desenvuelve en su papel de torquemada como pez en el agua. Seguro se me olvida algo.

El panorama es vomitivo cuando además el entorno europeo en nada se parece a aquel sueño que los utópicos tuvieron y se mueve, exclusivamente, por intereses capitalistas y soberanistas particulares. Desde Maastricht hasta ahora se ha construido una Europa de dos velocidades, la del norte industriosa y rica, mientras la del sur se ocupa de servir en hoteles, playas y folclore a los banqueros y empresarios de todos los nortes. Ese es el tratado que el gobierno socialista de González nos legó y han  mantenido, ahora tú, después yo, los dos partidos que se juegan nuestra suerte, nuestro presente y nuestro futuro.

Cinco años de caída en picado de nuestro PIB, cuando sólo  la deuda de los promotores de viviendas ha sido superior al mismo alentada por nuestros bancos, un millón de viviendas vacías están a la espera de comprador, se ha producido la mayor masacre de empresas privadas y públicas, ya lo veremos, de la historia y soportamos la deuda más injusta y más alta que se ha conocido desde que Carlos V comenzó su particular sueño imperial. Entre tanto se puede decir que ya no existe clase media y que cada vez somos infinitamente más pobres los más,  o más ricos los menos. Cinco años de rescate del sistema mientras quien hace que el sistema funcione pasa a engrosar los millones de parados, es desahuciado y goza de menos derechos y asistencia social.

Si esto es una democracia ¿qué es una dictadura? Si como es evidente son los bancos, las empresas nacionales e internacionales las que mandan ¿por qué nos dicen que el poder reside en el pueblo? ¿si no somos tontos ni ingenuos ¿porqué nos somos dignos y valientes?

Manuel Bermúdez.

(IU Torredelcampo no se hace responsable de las opiniones personales de los colaboradores de esta web cuando hablan de manera personal)

About these ads

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s